Eiviluxury Bruxismo

 

El bruxismo es el término médico empleado para definir la acción de apretar, rechinar y desgastar los dientes provocando daños en la dentadura. Podemos sufrir de bruxismo de día – cuando nos ponemos tensos o ansiosos- o de noche mientras dormimos.

En la mayoría de los casos el bruxismo es leve y seguramente no requiera tratamiento, pero en casos extremos puede provocar desórdenes musculares y de la articulación temporomandibular (ATM), dolores de cabeza, desgastes en los dientes y otros problemas que suelen ser desagradables y dolorosos para la persona que los sufre.

LA SOLUCIÓN: EL TRATAMIENTO CON BOTOX

La aplicación del Botox en los músculos masticadores es hasta ahora, uno de los tratamientos más eficaces para ayudar a combatir las secuelas y alteraciones del bruxismo. El botox es un potente e inocuo relajante muscular local que actúa por un largo plazo de tiempo (entre 6 y 8 meses), relajando sólo los músculos masticadores afectados, sin producir los efecto secundarios de los relajantes musculares (somnolencia, relajación de musculatura no afectada, disminución de reflejos, etc. ). El botox es utilizado de forma estratégica en la terapia, reduciendo radicalmente y en corto plazo los puntos dolorosos en los músculos.

VENTAJAS

– Es un tratamiento que se realiza directamente en el foco del problema, el músculo masetero que es el que hace que esté contraída la mandíbula.

– No hay necesidad de utilizar la incómoda férula dental de descarga, ni ningún tipo de complemento.

– Soluciona el bruxismo provocado de día o de noche.

– Elimina los dolores musculares mandibulares y demás dolencias derivadas de estos.

– Se realiza una vez al año

Quizás te puede interesar:  TRATAMIENTOS FLASH PARA SEMANA SANTA

¿CÓMO PUEDO SABER SI SUFRO DE BRUXISMO?

– Rechinas o apretas los dientes durante la noche lo suficientemente fuerte como para despertar a tu pareja.

– Dientes desgastados, aplanados o fracturados.

– Esmalte desgastado hasta la dentina (capa interior del diente).

– Aumento de la sensibilidad dentaria.

– Dolor mandibular y de los músculos masticatorios.

– Dolor de oídos debido a la tensión mandibular.

– Dolores de cabeza por la mañana.

– Dolor facial crónico.

– Tejidos mordidos en el interior de la mejilla.

CAUSAS DEL BRUXISMO

No hay una sola causa por la cual aparece o se desarrolla el bruxismo, la mala alineación de los dientes puede contribuir a su aparición, el crecimiento y desarrollo de los niños, la apnea del sueño, también puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos como los antidepresivos o – con bastante frecuencia-, suelen ser factores psicológicos los que causan el bruxismo: la ansiedad, el estrés, la tensión, la frustración o tipos de personalidades agresivas, competitivas o hiperactivas.