vampire lifting

Drácula nos ha fascinado a todos con la necesidad de alimentarse con sangre para sobrevivir y mantenerse joven y fresco… Casi 115 años después, pioneros de la Cirugía y la Medicina Estética acogen la técnica «Vampire Lifting» – o el tratamiento de los vampiros- para rejuvenecer el rostro. Se realiza una pequeña extracción de sangre del paciente, se separan las plaquetas gracias a un proceso de centrifugación y entonces se inyectan estas mismas plaquetas en el rostro.

Consiste en un tratamiento que actúa frente a la pérdida de luminosidad, tersura, tono y aparición de arrugas gracias a la infiltración del plasma que contiene las plaquetas con los factores de crecimiento, encargados de la regeneración cutánea. De esta manera, se estimula la síntesis de colágeno y elastina que favorece al rejuvenecimiento facial.

Después de que el «Vampire Face-Lift» fuese televisado en el reallity de la popular Kim Kardashian, se ha generado un revuelo entre los usuarios de la Medicina Estética que se animan unos a otros para ser el primero en su ciudad en someterse a esta técnica.

Las ventajas de esta intervención es lo que la mantiene tan popular: pacientes que tienen dudas sobre realizar tratamientos médico estéticos, escogen esta opción natural, orgánica y excitante.

¿Tú también te apuntas al tratamiento de los vampiros?

 

Quizás te puede interesar:  DEVUÉLVELE LA LUZ A TU ROSTRO